COCINA.

Hay algunos factores como la dificultad de acceso o las propias instalaciones que hacen que en un refugio aunque se pueda comer, no sea un restaurante. 

Nosotros a pesar de estas dificultades somos concientes de la importancia que tiene la alimentación a la hora de desarrollar una actividad tan física como la que practicamos en montaña. Por ello intentamos poner especial cuidado y cariño en la cocina, queremos que la comida sea sencilla, equilibrada y al mismo tiempo sabrosa.

Para nosotros es básico también trabajar con productos de proximidad, queremos que los clientes además de conocer nuestras montañas también conozcan lo que se cuece en los valles, por eso intentamos abastecernos de todos los productos que se elaboran de forma artesana en los valles cercanos de la Ribagorça, Valle de Boi y Valle de Aran.

El aceite de arbequina de La Noguera, el vino ecológico de Costers del Segre, los embutidos y quesos de La Ribagorça y Valle de Aran, el pan de cereales del Aran, los zumos ecológicos también del Valle de Aran, como la “Inmortel.la”, la cerveza artesana de Casarilh, las patatas del pueblo, los tomates secos “Encantarán” los hace un amigo….

Por otra parte no hacemos menú para vegetarianos, pero podemos adaptar los platos si se nos avisa con tiempo, lo mismo hacemos con las alergias e intolerancias.

Nuestra inquietud y deseo de ofrecer una buena alimentación nos ha llevado a ser el primer refugio de montaña en conseguir la acreditación AMED que otorga la Dirección General de Salud Pública del Departamento de Salud de la Generalitat de Catalunya encargada de promover y fomentar la alimentación Mediterránea.

 


   
© 2016 Refugi Ventosa i Calvell- All rights reserved. Pictures by - Dkiller Panda